domingo, 27 de diciembre de 2009

Se cumple el primer aniversario de los bombardeos israelies en Gaza la pasada Navidad

Cientos de miles de palestinos residentes en la Franja de Gaza rememoraron hoy el primer aniversario de la devastadora ofensiva militar israelí comprometidos a mantener la resistencia contra la ocupación y el bloqueo sionista.

El multitudinario acto tuvo lugar afuera de la sede del Consejo Legislativo Palestino destruida durante los bombardeos, y fue encabezado por líderes del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas).

El ruido de sirenas comenzó a escucharse a las 11:20 de este domingo, coincidiendo con la misma hora en que la aviación de Israel empezó el bombardeo sobre una instalación de la policía, causando al menos 30 agentes muertos y un número mayor de heridos.

Cifras de la ONU refieren que en los 22 días de ataques por tierra, aire y mar perdieron la vida al menos mil 400 palestinos y unos cinco mil 300 resultaron heridos, pero Hamas asegura que las víctimas fatales fueron mil 600, la mayoría civiles y de ellos unos 450 niños. Mujeres y niños se vieron llorando durante la conmemoración al recordar a sus seres queridos fallecidos a causa de la agresión, mientras dirigentes de las milicias islamistas reiteraron la disposición a defender esta franja.

Pese al panorama de desolación que se percibe en algunas áreas de Gaza, a causa de que el bloqueo fronterizo israelí impide la entrada de materiales de construcción, los palestinos trasmitieron una imagen de firmeza y repudio a la política de Tel Aviv.

El político independiente Mustafa Barghouti, de la Iniciativa Nacional Palestina, criticó a Israel por impedir la entrada de materiales para la reconstrucción de infraestructuras derruidas, incluidas unas 25 mil casas, además de edificios públicos y civiles.

El episodio que se recuerda como uno de los más oscuros de la historia palestina se interpretó aquí como muestra de la capacidad de resistencia de Hamas y el pueblo, pues el grupo islamista continúa con el control del enclave y cuenta con el apoyo de otras organizaciones.

Por su lado, Abu Obeida, vocero de las Brigadas Al-Qassam (el brazo armado de Hamas), declaró a medios locales que los disparos de cohetes contra Israel disminuyeron en el último año, pero han continuado como prueba de la fortaleza de esa agrupación.

"Fuimos afectados por esta guerra, pero fuimos capaces de reagruparnos aún durante la batalla, y el impacto sobre nuestras capacidades militares fue marginal. Fuimos capaces de rearmarnos y mucho más", subrayó el miliciano a Al Jazeera.

Recalcó que "no queremos la guerra. Deseamos calma y paz para nuestro pueblo, pero si nos imponen alguna batalla, estamos listos con todo nuestro poderío humano y de equipamiento para responder a una agresión sionista".

Por su parte, niños palestinos se concentraron en Rafah, ciudad de la frontera de Gaza con Egipto, para exigir al gobierno de Hosni Mubarak que frene la construcción del muro subterráneo de acero erigido en esa área con el pretexto de combatir el contrabando.

"Paren de estrangular a Gaza" y "pueblo de Egipto, únete a nosotros para levantar el sitio", fueron algunas consignas enarboladas por los menores, las principales víctimas de la escasez de bienes debido a los dos años y medio de cerco israelí apoyado por el gobierno de El Cairo.


video

No hay comentarios: