domingo, 27 de diciembre de 2009

Se cumple el primer aniversario de los bombardeos israelies en Gaza la pasada Navidad

Cientos de miles de palestinos residentes en la Franja de Gaza rememoraron hoy el primer aniversario de la devastadora ofensiva militar israelí comprometidos a mantener la resistencia contra la ocupación y el bloqueo sionista.

El multitudinario acto tuvo lugar afuera de la sede del Consejo Legislativo Palestino destruida durante los bombardeos, y fue encabezado por líderes del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas).

El ruido de sirenas comenzó a escucharse a las 11:20 de este domingo, coincidiendo con la misma hora en que la aviación de Israel empezó el bombardeo sobre una instalación de la policía, causando al menos 30 agentes muertos y un número mayor de heridos.

Cifras de la ONU refieren que en los 22 días de ataques por tierra, aire y mar perdieron la vida al menos mil 400 palestinos y unos cinco mil 300 resultaron heridos, pero Hamas asegura que las víctimas fatales fueron mil 600, la mayoría civiles y de ellos unos 450 niños. Mujeres y niños se vieron llorando durante la conmemoración al recordar a sus seres queridos fallecidos a causa de la agresión, mientras dirigentes de las milicias islamistas reiteraron la disposición a defender esta franja.

Pese al panorama de desolación que se percibe en algunas áreas de Gaza, a causa de que el bloqueo fronterizo israelí impide la entrada de materiales de construcción, los palestinos trasmitieron una imagen de firmeza y repudio a la política de Tel Aviv.

El político independiente Mustafa Barghouti, de la Iniciativa Nacional Palestina, criticó a Israel por impedir la entrada de materiales para la reconstrucción de infraestructuras derruidas, incluidas unas 25 mil casas, además de edificios públicos y civiles.

El episodio que se recuerda como uno de los más oscuros de la historia palestina se interpretó aquí como muestra de la capacidad de resistencia de Hamas y el pueblo, pues el grupo islamista continúa con el control del enclave y cuenta con el apoyo de otras organizaciones.

Por su lado, Abu Obeida, vocero de las Brigadas Al-Qassam (el brazo armado de Hamas), declaró a medios locales que los disparos de cohetes contra Israel disminuyeron en el último año, pero han continuado como prueba de la fortaleza de esa agrupación.

"Fuimos afectados por esta guerra, pero fuimos capaces de reagruparnos aún durante la batalla, y el impacto sobre nuestras capacidades militares fue marginal. Fuimos capaces de rearmarnos y mucho más", subrayó el miliciano a Al Jazeera.

Recalcó que "no queremos la guerra. Deseamos calma y paz para nuestro pueblo, pero si nos imponen alguna batalla, estamos listos con todo nuestro poderío humano y de equipamiento para responder a una agresión sionista".

Por su parte, niños palestinos se concentraron en Rafah, ciudad de la frontera de Gaza con Egipto, para exigir al gobierno de Hosni Mubarak que frene la construcción del muro subterráneo de acero erigido en esa área con el pretexto de combatir el contrabando.

"Paren de estrangular a Gaza" y "pueblo de Egipto, únete a nosotros para levantar el sitio", fueron algunas consignas enarboladas por los menores, las principales víctimas de la escasez de bienes debido a los dos años y medio de cerco israelí apoyado por el gobierno de El Cairo.


sábado, 26 de diciembre de 2009

Israel vuelve a matar palestinos en el dia de Navidad

Las fuerzas israelíes han matado a seis palestinos este sábado -tres en la Franja de Gaza y otros tres en los territorios ocupados de Cisjordania-, según han confirmado fuentes militares israelíes y los servicios médicos palestinos.

Una portavoz del Ejército israelí dijo que tres palestinos fueron asesinados en un tiroteo, sospechosos de estar intentando infiltrarse desde Gaza. Los servicios médicos palestinos y varios testigos aseguran que otros tres palestinos, supuestos miembros de Fatah, murieron en otro enfrentamiento registrado en la ciudad cisjordana de Nablus.

El Ejército israelí no realizó comentarios sobre el tiroteo que se produce dos días después de que un hombre israelí muriera en una emboscada en un camino en Cisjordania. Las Brigadas de Mártires Al-Aqsa de Fatah fue uno de los dos grupos palestinos a los que se les atribuyó la responsabilidad por esta muerte, la primera en el territorio en ocho meses.

Fuentes en Fatah aseguran que los tres fallecidos pertenecían a su grupo, que estaban desarmados por medidas de seguridad que adoptó la fuerza policial de Abbas y que al menos uno había estado anteriormente en una lista de personas buscadas por Israel.

«Israel no está interesada en la paz»
El presidente de la Autoridad Palestina y líder del movimiento Al Fatá, Mahmud Abbas, condenó las muertes y acusó al Gobierno de Tel Aviv de incrementar la violencia en la región y de "torpedear" los esfuerzos para una paz israelo-palestina.

"Esta grave escalada de violencia israelí nos demuestra que Israel no está interesada en la paz y está intentando reventar la situación", declaró el ayudante personal del presidente Abbas, Nabil Abú Rdainah. "Israel está torpedeando los esfuerzos internacionales para reanudar las conversaciones de paz", añadió.

Una portavoz del Ejército israelí dijo que tres palestinos fueron asesinados en un tiroteo, sospechosos de estar intentando infiltrarse desde Gaza. Los servicios médicos palestinos y varios testigos aseguran que otros tres palestinos, supuestos miembros de Fatah, murieron en otro enfrentamiento registrado en la ciudad cisjordana de Nablus.

El Ejército israelí no realizó comentarios sobre los tiroteos, que se produce dos días después de que un hombre israelí muriera en una emboscada en un camino en Cisjordania. Las Brigadas de Mártires Al-Aqsa de Al Fatá fue uno de los dos grupos palestinos a los que se les atribuyó la responsabilidad por esta muerte, la primera en el territorio en ocho meses.

jueves, 24 de diciembre de 2009

sábado, 19 de diciembre de 2009

Riad Al Malki: "'Queremos que la Unión Europea no sólo pague sino que influya

Habla un espléndido español que aprendió en Colombia "hace 38 años", precisa. Riad al Malki, ministro de Exteriores palestino, está en Madrid en una visita relámpago para verse con su homólogo, Miguel Ángel Moratinos. Profesor en la Universidad de Birzeit durante 15 años, este ingeniero creó en 1991 Panorama, una ONG para la promoción de la democracia en Palestina.

Pregunta.- El ministro Moratinos ha dicho que la Presidencia española de la UE trabajará por la creación de un Estado palestino en 2010. ¿Cree que España puede realmente ejercer un papel influyente que conduzca a esta solución?

Respuesta.- "Estoy convencido de que la capacidad, el liderazgo y el conocimiento que el ministro Moratinos tiene en Palestina e Israel, por un lado, y dentro de la Unión Europea, por otro, le confieren –y a España a través de él– un rol importante como presidente de la UE en 2010 Agradezco mucho que sea una prioridad para España y pueden contar con todo nuestro respaldo. Espero que Israel responda de la misma forma. Y que el resto de los componentes de la UE también tengan el mismo liderazgo, deseo e interés. En la Autoridad Nacional Palestina [ANP] queremos que la UE no se limite sólo a pagar, sino también a influir y participar políticamente. Queremos ver un rol político de la UE en el proceso de paz de Oriente Próximo".

P.- ¿Cuáles son las condiciones que la ANP cree que deben darse para reanudar las negociaciones de paz con Israel?

R.- "Nosotros no estamos poniendo ninguna condición. Estamos dispuestos a volver a las negociaciones sin ninguna condición. Quien las pone es Israel. Cuando Netanyahu dijo no al Estado palestino independiente según las fronteras del 67, puso una condición. Y lo mismo cuando dijo que va a continuar la construcción de asentamientos, que no quiere discutir sobre Jerusalén, que no va a permitir el regreso de un solo refugiado palestino, que el Estado palestino debe estar desmilitarizado, que va a anexionar los asentamientos israelíes en Cisjordania... El primer ministro israelí ha puesto centenares de condiciones que hacen las negociaciones imposibles".

P.- La llegada de Barack Obama a la Presidencia de EEUU abrió nuevas expectativas a la resolución del conflicto palestino-israelí. Sin embargo, el tiempo pasa, y las esperanzas no se han traducido en la mesa de negociaciones. ¿Usted sigue creyendo en Obama?

R.- Tenemos mucha confianza en el presidente Obama. Él nos manifestó su deseo e interés de buscar una salida al conflicto. Nos prometió que sería una prioridad de su presidencia y nos ha reiterado después su compromiso. Por el momento, esperamos ver cómo Obama va a traducir a acciones concretas ese compromiso que repitió tantas veces. Esperamos que tras diseñar su estrategia en Afganistán y de aprobar su reforma sanitaria pueda centrarse en el problema palestino e implicarse de forma personal.

P.- El presidente de la ANP, Abú Mazen, ha dicho que no se presentará a un nuevo mandato. ¿Qué consecuencias tendrá su marcha en el futuro de la ANP?

R.- Se ha prolongado su mandato hasta que puedan celebrarse elecciones. Y eso depende de que Hamas firme el documento que ha preparado la mediación egipcia para acabar con la división palestina y permitir un proceso de reconciliación. En este documento se señala una nueva fecha para las elecciones: el 28 de junio de 2010. Pero el anuncio de Abú Mazen de no continuar es un mensaje de protesta contra la comunidad internacional, que ha sido incapaz de cumplir con sus promesas.

P.- ¿Hay signos para resolver la división entre Hamas y Al Fatah?

R.- Creo que Hamas espera primero la firma de un acuerdo de intercambio de prisioneros con Israel y así explotar su popularidad en la calle y obtener mejores resultados en las elecciones. Aunque no creo que la gente caiga en la trampa, porque saben a quién se vende Hamas y cómo ha gobernado Gaza.

martes, 8 de diciembre de 2009

Otra falsa noticia fomenta la Islamofobia contra Palestina en Occidente


Esta mañana recibí un email en cadena, como seguramente miles de vosotros. Con unas fotos muy expresivas se difundía en cadena una noticia escandalosa: "Boda masiva de miembros de Hamas con niñas pequeñas en Gaza". Según esa noticia, "Gaza ha sido escenario del casamiento musulman masivo de cuatrocientas cincuenta parejas bajo el patrocinio de Hamás. La mayoría de los novios rondaba los veinte años mientras que las novias eran niñas menores de diez años. Cada novio recibió de Hamas un regalo de 500 dólares. Las prepúberes niñas, vestidas de blanco y adornadas con chillones maquillajes, recibieron ramos de novia". A continuación se comentaba un par de suras del Sagrado Coran, sacándolas de contexto, y afirmando que la pedofilia es habitual en el Islam. Y para dar mas credibilidad a esta noticia en cadena, se enlazaban varios medios de comunicación "respetables" que la avalaban. Uno de ellos la Cadena COPE de España, que pertenece a la Iglesia Católica. Varios amigos europeos me han escrito para preguntarme como podia ser cierto este escándalo, y yo les he respondido que, simplemente, no era cierto. Yo se la verdad, porque soy palestino y conozco las costumbres y tradiciones de mi patria, ellos, que no las conocen, se limitan a creer lo que les dicen los medios de comunicación en los que confian, como la Cadena COPE de la Iglesia Cristiana. Sobretodo porque no conocen las infinitas estrategias de "guerra psicológica" que el MOSSAD utiliza con el pueblo palestino, para humillar, desprestigiar y desacreditar a los supervivientes a sus bombardeos. Aquí hemos denunciado en muchas ocasiones esas estrategias de propanganda y "guerra psicológica" que utilizan contra nosotros difundiendo falsas noticias, fomentantando la pornografía israelí en los territorios ocupados, creando falsos imames para las mezquitas, etc. Pero de todo eso, los occidentales, que no saben nada, se limitan a repetir lo que les dicen, y a reenviar como locos los emails que reciben en cadena, con esas falsas noticias. Mentiras que a cadenas islamófobas como la catolica COPE le son muy útiles y las reproduce sin el menor respeto por la religión mas extendida del mundo, el Islam, ni por la verdad.

En esta ocasión la inteligencia israelí lo único que hizo fue reutilizar una noticia publicada hace cinco meses, sobre una boda multitudinaria en Gaza, pero no con esas niñas, sino con sus madres viudas, tras los bombardeos salvajes y despiadados que ejecutó Israel en la franja de Gaza a principios de año. Esta es la noticia original, tan y como salio en Al Jazeera. Os pongo el video de la edición de Al Jazeera-Londres porque entiendo que la mayoría no entendeis arabe.



Y para los que no entendais inglés, y para vergüenza de todos los médios que han divulgado esta nueva mentira, aquí reproduzco la noticia original que dio, en pasado julio, RTVE sobre la boda real, y que ahora ha sido manipulada en esta nueva operación de "guerra psicológica" contra el Islam y en particular contra Hamas y la dignidad del pueblo palestino:

"EFE Gaza 10.07.2009Vestidas con un largo traje negro, guantes en las manos y velos cubriéndoles el rostro, cien viudas de Gaza han contraído matrimonio este viernes en una ceremonia multitudinaria convocada por el movimiento islamista Hamás.

Este segundo matrimonio, para estas cien viudas, forma parte de la acción social sobre la que se funda el movimiento islamista desde sus albores en la década de los ochenta, y que trata de dar respuesta a los problemas sociales en la castigada franja, controlada por Hamás desde junio de 2007.

De hecho, las cien mujeres, muchas de ellas con niños, perdieron a sus maridos en la última ofensiva militar israelí de finales de diciembre a mediados de enero, en la que murieron unos 1.400 palestinos, la mayoría civiles según distintos grupos de derechos humanos.

Todos seguidores de Hamás y menores de 25 años, novios y novias han contraído matrimonio en presencia de familiares e hijos de las viudas, las niñas de blanco y los niños de estricto traje negro.

Ahmed al-Fayoomi, de 22 años, es uno de los novios que ha decidido sacrificarse y contraer hoy matrimonio con una viuda, que no es sino su propia cuñada.
"Alá, mi hermano, murió en la guerra de los israelíes contra Gaza y dejó siete hijos", dice Fayoomi antes de la boda con Sabrin, dos años mayor que él.

La responsabilidad de cuidar de la familia

Según la ley islámica, y la de otros pueblos de origen semita, el hermano de un hombre muerto debe cuidar de la familia que deja, y Fayoomi no ha eludido su compromiso a pesar de que ello significa mantener a siete vástagos.

"Yo soy el que debe cuidar de la esposa de mi hermano y de sus hijos", subraya con orgullo. El de este joven no es el único caso. De hecho, la inmensa mayoría de los cien novios eran hasta ahora cuñados de las novias.

Para alentar a los hombres a no dejar a estas mujeres abandonadas de por vida, el movimiento islamista ha pagado a cada uno de ellos el equivalente a 2.800 dólares (unos 2.000 euros), lo que se traduce en que algunos de los novios sean también hombres casados, muchos con hijos, que deciden tener una segunda mujer.

La ley islámica permite desde sus inicios que cada hombre puede tener hasta cuatro mujeres.

"Hoy me caso con el hermano de mi marido y estoy segura que él se sentirá feliz en su lugar de reposo porque ahora sabe que su hermano cuidará de mi y de mis hijos", declara una de las novias que pide no ser identificada.

Cubierta de pies a cabeza, según el rito islámico más estricto, sólo los ojos verdes destacan sobre el solemne traje negro que viste. Pero para ella, hoy, todo es felicidad.

"Estoy muy contenta por este matrimonio", asegura consciente de que deja una condición que no es común en la conservadora sociedad palestina: la de no tener un hombre que cuide de la mujer.

La mayoría de las viudas, informaron fuentes del movimiento islamista, estaban casadas con milicianos de Hamás por lo que al morir en la ofensiva israelí están considerados por la sociedad palestina como "mártires".

"Lo que hacemos es un acto de beneficencia, una obligación divina, independientemente del dinero que te dan las organizaciones de Hamás", coinciden en señalar varios de los novios.

Mohamed Taha, de 23 años, se casa también con su cuñada, un año mayor que él, porque "amaba tanto a mi hermano que habiéndose convertido en mártir he decidido cuidar de su mujer y de su hijo".

Un caso más extraño entre los matrimonios arreglados este viernes por la llamada Corporación Popular para el Cuidado de la Familia, afiliada a Hamás, es el de Jibril al-Naooq, de 20 años, que se casaba con la mujer de su tío, Asmaa, cinco años mayor que él y madre de dos hijos."

http://www.rtve.es/noticias/20090710/boda-para-cien-viudas-hamas/284481.shtml

No sera la última vez. Dentro de algunas semanas recibireis otro mail en cadena, o vereis publicada en revistas o agencias de noticias, otras ejemplos de publicidad subliminal, de marketing viral, o de simples falsas informaciones sobre pedofilia legal en Palestina, sobre mutilaciones de miembros según la justicia islámica, sobre terrorismo yihadista contra Occidente... pero una vez más, todo seran mentiras, con objeto de completar el trabajo de destrucción que se inicia con las bombas y los tanques, y se continua con las noticias y la internet. No es una casualidad que esta campaña internacional aparezca ahora que el caso de Aminatu Haidar, en España, vuelve a dirigir las simpatias de un sector de Occidente hacia la causa saharaui, junto con la causa palestina, las tragedias arabes que tienen mas simpatías en Occidente. No os extrañe si pronto aparece otra campaña de mentiras contra los hermanos saharauis...

Muhammad Abdallah Abu Aiman

martes, 1 de diciembre de 2009

Fotos de la última conferencia del Dr. Mahmud Sehwail en Zaragoza


Con imperdonable retraso podemos ofreceros por fin las fotografias de la ultima conferencia de nuestro querido amigo el Dr. Mahmoud Sehwail en España. El Dr. Sehwail, a quien tuvimos la oportunidad de entrevistar en su centro de tratamiento a victimas de la tortura, en Ramallah, hace unos años (http://alfalestin.blogspot.com/2007/09/mahmoud-sehuel-un-mdico-palestino.html) realizó un detallado estudio cientifico sobre la repercusión psicologica que ha tenido en los niños palestinos el ataque israelí sobre la franja de Gaza de este año, y ha venido a presentarlo a Zaragoza. Esta es la entrevista que le hizo el Periódico de Aragón.

--¿Tendría usted una fórmula mágica y simple para solucionar el conflicto que viven con los israelíes?
--Sí, la única solución es acabar con la ocupación. Bajo el mandato inglés, en 1948, los judíos comenzaron a emigrar a Palestina y a formar grupos bélicos. Con la promesa de Belfort, ministro inglés, de establecer un estado judío en Palestina.

--Eso es, es lo que sucedió.
--Fundaron su estado sobre la mitad de Palestina, y volvieron a ocupar el resto de Cisjordania y Gaza en la guerra de los Seis Días de 1967. Ellos no han cumplido con las resoluciones de la ONU, de regresar a las fronteras previas a 1967.

--¿Desde entonces persiste el conflicto?
--Sí, allí han construido 177 asentamientos en territorios de Cisjordania. Y el muro ocupa el 40% de las tierras nuestras, precisamente las más fértiles; y además separa familias e incluso escuelas. Y hay 735 puestos de control militar, con Cisjordania dividida en 300 islas. Y no podemos movernos. El 25% de la población ha sido encarcelada.

--¿Los niños cómo le llevan?
--Son vulnerables y se afectan más. Los israelíes han creado una cultura de violencia, sembrando el odio en las generaciones palestinas.

--¿Y Hamás?
--Es una respuesta a la corrupción de Al Fatah y la autoridad palestina. Y la Naciones Unidas castigó a todo el pueblo, no a Hamás.

--Usted visita prisioneros palestinos en cárceles israelíes.
--Sí, desde 1983. Voluntariamente hice 325 visitas. Y cada vez que les visito me digo a mí mismo que será la última. Son prisioneros torturados la mayoría, pero el simple hecho de arrestar a una persona de su casa ya es una tortura.

--¿Y hay otras físicas?
--Claro, varios métodos, físicos y psicológicos. En 1999 han sacado una ley de regular la tortura y pasaron a utilizar más los métodos psicológicos. Por ejemplo, aislamiento en celdas de metro por metro, de tres meses y hasta un año. Sin luz ni comunicación, con amenazas y humillaciones.

--¿Y Gaza?
--Están bajo muerte lenta desde hace dos años: no hay luz, no hay agua y no hay electricidad. Nada. La única salida son los túneles.

--¿Y los cohetes que lanza Hamás?
--Son de fabricación casera y no han matado a nadie. Es una forma de llamar la atención al mundo, y la resistencia es algo legal. Como sucedió en Zaragoza ante los franceses.

--¿Los israelíes utilizan métodos que sufrieron con los nazis?
--Pero más científico. Porque la tortura la ejercen en todos los aspectos de nuestra vida. Y lo que suceda afectará a todo Occidente. Y nadie se atreve a decir que Israel es un peligro contra la paz, porque te tachan de antisemita.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Asegura que sin Hamás la paz en Oriente Medio es imposible

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo hoy que si se quiere conseguir una solución definitiva al conflicto entre israelíes y palestinos, hay que conversar con “actores que no quieren la paz”, incluido Hamás.

He notado que todas las reuniones se hacen con quien quiere la paz, pero si quien no quiere la paz no se sienta a la mesa de negociación para establecer un paradigma aceptable para todos, nunca habrá paz“, afirmó Lula en una entrevista con Efe.

El líder brasileño, que se reunió en las últimas dos semanas con los presidentes de Israel, Simón Peres; de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, y de Irán, Mahmud Ahmadineyad, insistió en que “hoy más que en cualquier otra época” se debe hablar con quien rechaza la paz, entre los que citó a Hamás.

Para que haya paz es preciso saber la propuesta de Hamás, cómo Hamás puede construir una propuesta junto con la ANP, para que el pueblo palestino tenga una propuesta única”, de la misma forma en que Israel debe tener su iniciativa, aseveró.

Lula recordó que se ofreció para mediar en el conflicto entre israelíes y palestinos “si los interesados estuvieren dispuestos a aceptar la contribución de Brasil” y señaló que es “necesario” que se involucren otros actores, porque los que han negociado en las últimas décadas “están desgastados”.

Tanto Peres como Abás, y más tarde Ahmadineyad, coincidieron en dar la bienvenida a Brasil como un interlocutor para mediar en el conflicto en Oriente Medio.

El gobernante brasileño consideró que el papel de Estados Unidos continúa siendo “extremadamente importante”, pero volvió a rechazar que tenga la “hegemonía” del diálogo y criticó a las Naciones Unidas, puesto que no puede hacer nada por estar “debilitada”.

“La ONU debería estar asumiendo la responsabilidad de coordinar el proceso de paz en Oriente Medio como institución mayor multilateral”, señaló.

No obstante, según Lula, para que la ONU pueda colaborar en el conflicto necesita ser reformada y ser más representativa, incluyendo países como la India, Japón, Alemania, Sudáfrica, Nigeria y Brasil para hacer más “fuerte” su Consejo de Seguridad.

Lula tiene previsto devolver la visita a los gobernantes de Israel y los palestinos el próximo marzo y a Irán, probablemente entre mayo y abril.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Cinco años sin Arafat


La noticia saltó hacia las 6 de la mañana del 11 de noviembre de 2004, hoy hace justo cinco años, en una Palestina que se había levantado para el «suhur», la última comida antes del sagrado ayuno del Ramadán: Yaser Arafat ha muerto. «La Historia pasó ayer, a las 3 horas y 30 minutos de la madrugada, una nueva página», escribía el corresponsal de ABC en Palestina.

Y no era para menos. Había muerto en París, a los 75 años, el líder de la causa palestina, el hombre que puso en la mesa de los despachos de los presidentes de todo el mundo la reclamación de un Estado libre, independiente, soberano y viable… en definitiva, la esperanza Palestina.

«El presidente Arafat es Historia», escribía el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en La Tercera de ABC, no en referencia precisamente a que éste hubiera muerto. «Al contrario: su incansable esfuerzo durante tantos años, desde que en 1949 fundara la Liga de Estudiantes Palestinos e iniciara su vida política, representa hoy –explicaba el ministro en 2004– la esperanza del pueblo palestino. Sencillamente, hoy el Estado palestino es más posible que nunca gracias a Arafat».
Yaser Arafat (Mohamed Abdel Rauf Arafat al-Qudwa al-Huseini, o Abu Amar para los líderes árabes, o «el viejo» para las calles de Palestina) fue despedido en París con honores militares de jefe de Estado, en una ceremonia presidida por el jefe del Gobierno francés, Jean-Pierre Raffarin, el presidente de la Asamblea Nacional y su viuda, Suha Arafat. También fue despedido con horones de Estado en El Cairo, ante la numerosa presencia internacional, antes de partir hacia su tierra, Ramala, donde su cuerpo llegaría para ser enterrado en la «mukata».

Unos honores que el líder palestino se había ganado a pulso, a pesar de que moría sin lograr ese mismo Estado, por el que tanta sangre se ha derramado, para su patria. Moría, titulaba el corresponsal de ABC, Juan Cierco, «el padre de una tierra sin Estado».

«Le odiaba»No todos lloraban por igual la muerte de «el viejo» en Cisjordania, Gaza o Jerusalén Este. Ni mucho menos en Israel, donde se mezcló la ira y el resentimiento («le odiaba», dijo sin compasión Yosef «Tommy» Lapid, ministro de Justicia) con la indiferencia; la falta de esperanza con el oportunismo («otros pondrán ahora las bombas»; «hay que enterrar a Arafat junto al plan de evacuación de Gaza de Sharon», decían los colonos judíos), pero donde, a pesar de todo, se ganó cierto respeto («el mejor Arafat es el que en su día puso fin al terrorismo y abrió una puerta a las negociaciones de paz; entre todos ellos, pero también nosotros, tenemos que abrirla de nuevo», dijo Simón Peres tras dar el pésame a su amigo, el jefe del Gobierno palestino, Abu Alá).

Así lo demuestran las cifras: los ataques de Israel sobre la franja de Gaza en diciembre del año pasado, causaron el mayor número de víctimas palestinas producidas en los 40 años desde que comenzó la ocupación israelí; unas números que hay que sumar a los 5.429 palestinos, 482 israelíes y 27 extranjeros que han muerto, según los datos recogidos por la ONG israeli B´tselem, en el conflicto palestino-israelí.

«Ningún líder que tome el relevo de Arafat (no hay sustituto posible para el símbolo de este pueblo) dejará de exigir esto en unas recuperadas negociaciones de paz a un Israel qu, por el momento, se preocupará de sellar a cal y canto los Territorios Ocupados con su operación militar», contaba ABC, mientras Ariel Sharon, primer ministro de Israel hasta 2006, reconocía que «con la muerte de Arafat podía dar un giro histórico en la región».

«Abu Ammar, eterno en el sentimiento del pueblo palestino», rezaba el titular de la edición especial del diario Al Ayyam, que se quitaban aquella mañana de las manos los abuelos y nietos en una Palestina que Arafat ya nunca verá convertida en un Estado.



sábado, 7 de noviembre de 2009

Abu Mazen no se presentará a la reelección palestina


Ramala.- El presidente palestino Mahmud Abás, Abu Mazen, ha anunciado que no se presentará a la reelección en las próximas elecciones del 24 de enero, y acusó a Israel y a Hamás de haber torpedeado el proceso de paz.

"No tengo intención de presentarme candidato en las elecciones, no es algo negociable", aseguró Abás en una alocución en la que atribuyó su decisión al fracaso de la negociación, sobre la que dijo que "no hay ninguna señal concreta de progreso".

En su discurso, de una media hora, dirigido al pueblo palestino y retransmitido en directo por televisión, el presidente palestino acusó a Israel de proseguir "su expansión en Jerusalén Este, incluso bajo la mezquita de Al-Aksa".

"La paz es lo más importante"

Se dirigió al pueblo israelí, al que advirtió que "la paz es más importante que ningún capital político o coalición de gobierno", en alusión a la negativa del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, de frenar el crecimiento de los asentamientos judíos en territorio palestino, lo que bloquea el proceso negociador.

Abás acusó a continuación al movimiento islamista Hamás de "rechazar cualquier intento de reconciliación" interpalestina, en el proceso de mediación que desde hace meses realiza Egipto.

"Las disputas internas palestinas socavan el proceso de paz", afirmó, antes de responsabilizar al movimiento islamista de ofrecer a Israel "la excusa de que no hay un socio palestino", y de alentar con su actitud "la continuación del bloqueo de Gaza".

El papel de Obama

Se refirió asimismo a EEUU, un país del que dijo que "hemos buscado como amigo", en una aparente crítica velada a la administración del presidente estadounidense, Barak Obama, a la que en círculos palestinos se acusa de no haber presionado lo suficiente a Israel para frenar la expansión de los asentamientos.

Abas aseveró, no obstante, que "la solución de dos Estados es aún posible", y expresó su confianza de que los próximos comicios palestinos se celebren en Jerusalén Este, Cisjordania, Gaza, pese a que ese último territorio palestino permanezca bajo control de Hamás, que ha rechazado la convocatoria electoral.

Entre las primeras reacciones al anuncio de Abás figuró la del ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, quien se limitó a expresar su esperanza de que la decisión del presidente palestino "no afecte a los esfuerzos para reanudar la negociación", según recoge el servicio de noticias israelí Ynet.

Hamás y el proceso de paz

Por su parte, Hamás rechazó la acusación del líder palestino de que el movimiento islamista torpedea el proceso de paz.

"Abás ha fracasado miserablemente, su discurso es un truco, una maniobra", dijo Ismail Raduán, uno de los dirigentes del movimiento islamista en Gaza.

"Todo esto es una maniobra para presionar a la comunidad internacional y a los países árabes, y para presionar a Hamás a aceptar sus términos para la reconciliación" (interpalestina), agregó Raduán.

Presión internacional

El anuncio de Abás se produjo horas después de que el presidente palestino diera a conocer su decisión en una reunión que mantuvo esta tarde el Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Tras el encuentro, Yaser Abed Rabo, secretario general de esa instancia -máximo órgano de decisión de la OLP- rechazó el anuncio de Abás, y aseguró que "para nosotros, es el único candidato".

Según la prensa local, el jefe de Estado israelí, Simon Peres, el presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el Rey Abdala II de Jordania se han puesto en contacto en las ultimas horas con él para convencerle de que trate de renovar su mandato.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Concluyó AMAL09 con un nuevo éxito de público y participación


Todo un cóctel de culturas: el palmarés de Amal, que ayer celebró su clausura con la entrega de premios, reúne trabajos españoles, franceses, libaneses y palestinos, con temáticas que van de las relaciones personales o la música hasta la adaptación del ser humano a la soledad absoluta o al desarraigo en su propia ciudad. Fue una película española, dirigida por Irene Cardona, la que se hizo con el premio al mejor largometraje de ficción de la séptima edición del Festival Amal. Un novio para Yasmina aborda las relaciones personales y el matrimonio de conveniencia, narrado como una fábula veraniega.

El jurado destacó dos trabajos ex-aequo como mejores largometrajes documentales: El pueblo de un solo hombre y Checkpoint Rock. Canciones desde Palestina. La primera de las dos propuestas, un documental libanés de Simon El Habre, expone la vida de Semaan en su granja, en una aldea que fue evacuada y destruida en combate durante la guerra civil del Líbano y a la que sus viejos habitantes regresan regularmente para cultivar sus tierras o visitar sus casas, aunque yéndose antes de que se haga de noche, dejando solo al único vecino de un pueblo fantasma.

El músico y productor vasco Fermín Muguruza dirigió, junto con Javier Corcuera, el documental Checkpoint Rock, donde el neón y las vallas publicitarias de Tel Aviv se contraponen a la pobreza y desesperanza de los territorios ocupados de Cisjordania, dando voz a los músicos de los distintos pueblos, de un punto de control al siguiente.

Un corto francés, La ruta del norte, fue el elegido como la mejor propuesta de ficción. Narra el regreso al Líbano de un hombre de cuarenta años emigrado a Francia en su adolescencia y que viaja para llevar los restos de su padre, fallecido durante la guerra de Beirut, a su pueblo natal.

Extraños en su ciudad

El corto documental seleccionado por el jurado fue Un estraño en mi casa, un trabajo palestino que cuenta la historia de ocho familias de Jerusalén que se han convertido a la fuerza en refugiados en su propia ciudad, y van a ver las casas en las que vivían, ocupadas desde 1948. El corto incluye una entrevista con el arquitecto israelí David Kroyanker, que ha escrito libros sobre estos hogares.

El premio al mejor director fue para Rashid Masharawi por El aniversario de Laila; el de mejor actriz para Suheir Hammad, por La sal de este mar, y el de mejor actor para José Luis García Pérez, por Un novio para Yasmina. También se entregaron el premio TVG para Granadas y mirra; y el premio del público, a Al Nakba. La Báscula recibió el premio Amal Express.

El Correo Gallego

sábado, 24 de octubre de 2009

Se presentó en Santiago de Compostela el festival AMAL-2009


El documental jordano Yo soy Gaza, de la directora Asma Beseiso, abrió ayer la VII edición del Festival de Cine Euro-árabe Amal, que se celebrará hasta el día 30 de este mes en Santiago, organizado por la Fundación Araguaney. Así, el teatro Principal acogió la proyección de este documental jordano ambientado en el ataque israelí que sufrió la región palestina de Gaza entre 2008 y 2009, a través de historias personales que dejan ver el impacto del ataque a largo plazo en la población de la zona.

El Principal también acogió ayer la proyección del largometraje documental 33 días, de la palestina Mai Masri, basado en el ataque israelí a Líbano en el verano de 2006; y la del documental Una mujer de damasco, de la siria Diana El Joiroudi, un largometraje sobre el papel femenino en la sociedad árabe y las tradiciones y modernidad.

En la segunda jornada del festival, la programación se iniciará a las 18.00 horas en el Principal con Quemando el estrecho, un documental español de Eva Fernández y Mario de la Torre, sobre los menores marroquíes que cruzan a España.

En el mismo lugar pero a las 20.00 horas se proyectará también Al Nakba (La catástrofe), de la directora Rawan Al Damen, que analiza la historia palestina vía archivos y análisis profundos de la historia de Israel, Palestina e Inglaterra.

Mañana será el turno para el documental jordano Arabes Cristianos, que se proyectará a las 18.00 horas en el Principal; el mismo lugar donde a las 20.00 horas se ofrecerá el trabajo español Checkpoint Rock: canciones desde Palestina, y a las 22.00 horas el largometraje de ficción libano-francés Quiero Ver.

viernes, 16 de octubre de 2009

ONU: Israel deberá responder por sus crímenes de guerra en Gaza

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas votó el viernes a favor de un informe sobre crímenes de guerra en Gaza y lo envió al Consejo de Seguridad, en un posible primer paso para juzgar a israelíes y palestinos acusados de dichos crímenes.

El consejo aprobó una resolución respaldada por los palestinos después de dos días de debate sobre el informe Goldstone, que había encargado después del conflicto del 27 de diciembre al 18 de enero en el cual murieron unos 1.400 palestinos y 13 israelíes.

La resolución fue aprobada por 25-6 votos, con la mayoría de las naciones en desarrollo a favor y Estados Unidos y cinco países europeos en contra. Un total de 11 países, mayormente de Europa y Africa, se abstuvieron, mientras que Gran Bretaña, Francia y otros tres miembros del organismo de 47 naciones se negaron a votar.

Israel y Estados Unidos calificaron el informe de “viciado” y advirtieron que el resultado de la votación podía perjudicar las perspectivas de paz en el Oriente Medio.

El canciller israelí, Avigdor Lieberman, afirmó que apoyar el informe podía tener consecuencias de largo alcance.

Quienquiera que vote a favor del informe debe comprender que la próxima vez serán los soldados y oficiales de la OTAN en Afganistán y después los soldados y oficiales rusos en Chechenia”, afirmó Lieberman el jueves por la noche.

El diplomático estadounidense Douglas Griffiths dijo al consejo que su país estaba decepcionado con el resultado. Estados Unidos quería que el informe quedase en Ginebra y probablemente vetará cualquier acción en el Consejo de Seguridad de 15 miembros.

La resolución —que también condena recientes acciones israelíes en los territorios palestinos y Jerusalén oriental— avala la recomendación del informe de que ambas partes en el conflicto demuestren al Consejo de Seguridad, en el término de seis meses, que realizan investigaciones fidedignas sobre supuestos abusos.

De no hacerlo así, dice, el caso debería ser remitido a los fiscales en el Tribunal Internacional de Justicia en La Haya.

El informe de 575 páginas, recopilado por un grupo de expertos conducido por el juez Richard Goldstone, concluyó que Israel usó fuerza desproporcionada, atacó a civiles deliberadamente, usó palestinos como escudos humanos y destruyó infraestructura civil durante su ataque a Gaza para eliminar las escuadras palestinas de lanzacohetes.

También acusó a grupos armados palestinos, incluso Hamas, de atacar deliberadamente a civiles y de tratar de provocar terror con ataques de cohetes contra el sur de Israel.


martes, 29 de septiembre de 2009

Checkpoint Rock. Canciones desde Palestina


El mundo tiene la mirada puesta en Palestina, pero muy poca gente conoce la verdadera realidad de este pueblo en conflicto: su música, sus artistas más representativos, su forma de afrontar la situación a través de letras y melodías... Este viaje nos descubre a qué suena Palestina y qué piensan sus músicos del destino que les ha tocado vivir. Todo ello partiendo de las luces de neón de Tel Aviv, pasando por los checkpoints, y llegando a la desesperanza de los territorios de Gaza y Cisjordania.

En 2002, el músico español Fermín Muguruza viajó a Palestina para reivindicar los derechos de ese pueblo en compañía de artistas israelíes y palestinos. Allí vivió el estallido de una bomba con numerosos muertos en Tel Aviv, el confinamiento de Arafat en su Palacio Presidencial de Ramallah y la posterior petición a algunos de estos músicos para que hicieran de escudos humanos del propio Arafat. Esta experiencia, y el descubrimiento de la belleza musical del territorio, llevaron a Muguruza a plantearse hacer una película. El resultado es "Checkpoint Rock. Canciones desde Palestina", un documental co-dirigido por Fermín Muguruza y el cineasta Javier Corcuera (Invierno en Bagdad).

Corcuera es el encargado de convertir en imágenes el contraste de sensaciones que se vive en Palestina, mientras Muguruza capta los sonidos del país y presenta a una larga lista de músicos (raperos, tradicionales, artistas de vanguardia) que llevan años expresando su malestar a través de sus letras y melodías. "Checkpoint Rock. Canciones desde Palestina" fue proyectado en el Festival de San Sebastián.



lunes, 7 de septiembre de 2009

Trafico de organos palestinos en Israel


Altos cargos y portavoces israelíes han estado clamando contra un importante periódico sueco por haber publicado un reportaje en el que se afirmaba que el ejército de ocupación israelí asesina a palestinos para trasplantar sus órganos a pacientes judíos.

El periódico Aftonbladet, uno de los más populares de Suecia, informaba el martes 18 de agosto que los soldados del ejército de ocupación israelí habían estado matando jóvenes palestinos en Cisjordania para extirparles los órganos y venderlos. En el reportaje se mostraba una foto del cuerpo de una víctima con una larga costura desde la barbilla al abdomen.

El reportaje cita las palabras de la familia de una de las víctimas que afirma que “a nuestros hijos los despojaron de sus órganos”. El reportaje establece también una relación entre el tráfico ilegal de órganos y un reciente escándalo de corrupción en Nueva Jersey en el que están implicados altos cargos [israelíes] y rabinos.

El autor del reportaje, Donald Bostrom, habla de las fuertes sospechas que hay entre los palestinos de que el ejército israelí extirpó los órganos de los jóvenes. Sugiere que el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya debería abrir una investigación.

Testigo

Bostrom cita a un testigo palestino que describe un caso en que el ejército de ocupación israelí mató de un disparo a un joven palestino de un pueblo de Cisjordania y después le extirpó los órganos. La víctima palestina ha sido identificada como Bilal Ahmed Ghniyan. “Se lo llevó un helicóptero militar y el ejército lo trajo cinco días después, muerto. Cuando su familia lo enterró vio una larga costura desde el estómago a la barbilla”.

Bostrom también cita a otro testigo que afirma que sus hijos fueron utilizados como “donantes forzados de órganos”.

“Sangrienta calumnia”

Un portavoz israelí y altos cargos del ministerio de Asuntos Exteriores despotricaron y echaron pestes contra Aftonbladet y acusaron a este popular periódico de “sangrienta calumnia” y de propagar “rumores” contra Israel.

El portavoz israelí Yigal Palmor afirmó que el periódico sueco “había convertido la demonización de Israel en una causa sagrada”.

Otros altos cargos israelíes amenazaron con denunciar al periódico sueco por calumnias y afirmaron que el reportaje era una expresión de antisemitismo.

Israel ha estado reaccionando con una sensibilidad exagerada a las críticas internacionales al trato manifiestamente muy duro que inflige a los palestinos y el racismo descarado que se asocia a este trato.

A principios de este año el ejército israelí emprendió un blitzkrieg generalizado y mortífero contra la prácticamente indefensa población de Gaza, en el que utilizó armas prohibidas internacionalmente y mató, mutiló y carbonizó a miles de civiles inocentes, incluidos cientos de niños.

Organizaciones de derechos humanos describieron esta descomunal devastación de terror y muerte que duró más de 20 días como “claros crímenes de guerra” y “crímenes contra la humanidad”.

Igualmente, Israel había matado a miles de inocentes en Cisjordania y muchas de las víctimas fueron enviadas al instituto forense de Abu Kabir para que se les realizara la autopsia.

Sin embargo, no está claro si los órganos vitales de estos jóvenes siempre se extirpan para ser trasplantados a pacientes judíos.

El ejército israelí, que ejerce una enorme influencia política y legal en Israel, casi siempre se resiste a que se investiguen las operaciones que lleva a cabo en Cisjordania, que se hacen violando de manera flagrante el Derecho internacional, especialmente el Derecho humanitario internacional.

Precedente

En enero de 2002 un ministro israelí admitió tácitamente que órganos extirpados de cuerpos de víctimas palestinas podían haber sido utilizados para ser trasplantados a pacientes judíos sin que lo supieran las familias de las víctimas palestinas.

En respuesta a la pregunta de un miembro árabe del Knesset [parlamento israelí] el ministro, Nessim Dahan, afirmó que no podía negar o confirmar que el ejército hubiera extirpado los órganos de jóvenes y niños palestinos para trasplantes o para investigación científica: “No podría afirmar con seguridad que no ocurriera algo de eso”.

Se cree que el miembro árabe del Knesset que hizo la pregunta a Dahan es Ahmed Teibi, quien señaló que había recibido “pruebas creíbles” que demostraban que médicos israelíes del instituto forense de Abu Kabir habían extraído órganos vitales como el corazón, los riñones y el hígado de los cuerpos de jóvenes y niños palestinos a los que había matado el ejército israelí en Gaza y Cisjordania.

En una entrevista de la televisión al-Jazeera en 2002 el difunto dirigente palestino Yasser Arafat acusó al régimen de apartheid israelí de asesinar bebés, niños y jóvenes palestinos y de quitarles sus órganos para trasplantes: “Asesinan a nuestros niños y utilizan sus órganos como piezas de recambio. ¿Por qué calla el mundo entero? Israel se aprovecha de este silencio para intensificar su opresión y terror contra nuestro pueblo”, afirmó un enfadado presidente Arafat.

Durante la entrevista, que tuvo lugar el 14 de enero de 2002, Arafat mostró fotos de los cuerpos mutilados de los niños.

“No estoy preocupado por mí mismo”, afirmó el presidente cuando estaba bajo arresto domiciliario, “estoy preocupado por el pueblo palestino que está bajo asedio desde hace quince meses”.

Israel había admitido que médicos del Instituto L. Greenberg de medicina forense en Abu Kabir habían extirpado los órganos de tres jóvenes palestinos a los que había matado el ejército israelí cerca de Khan Younis. Diez días después los cuerpos fueron devueltos a sus familias para que los enterraran, pero les habían extirpado los órganos y los ojos.

Israel nunca llevó a cabo una investigación seria sobre éste y otros incidentes relacionados con la extirpación de órganos vitales de los cuerpos de víctimas palestinas asesinadas por las fuerzas de ocupación israelíes.

Según la periodista Saira Soufan, la extirpación ilegal de órganos de soldados y combatientes palestinos está documentado desde antes de los años noventa. “Una vez que los cuerpos de los soldados [palestinos] se devolvían a las familias en duelo, se descubría el robo de sus órganos durante el proceso del entierro. Las cavidades vacías habían sido rellenadas con materiales de desecho, como algodón, mangueras de jardinería y palos de escoba, y después cosidas a consecuencia de la llamada ‘autopsia’”.

De manera esporádica, las autoridades israelíes han robado los órganos de turistas muertos en Israel. Un caso al que no se dio publicidad ocurrió en 1998 cuando un escocés, Alistair Sinclair, murió en circunstancias misteriosas en un calabozo del aeropuerto de Ben-Gurion [en Tel Avivi]. Su familia denunció a las autoridades israelíes cuando descubrió que faltaban el corazón de su hijo y otros órganos. A su madre le enviaron otro corazón y otros órganos, pero ella nunca creyó que fueran los de su hijo.

Khalid Amayreh

lunes, 24 de agosto de 2009

Triste Ramadan en Palestina en la postguerra de Gaza



Dalal Abu Aisha, de 14 años, se sume en la tristeza en este principio de Ramadán: por primera vez estará sola en la ruptura del ayuno, porque sus padres, sus dos hermanos y su hermana murieron en diciembre durante la ofensiva israelí contra la Franja de Gaza.

La adolescente no quiere hablar del día en que perdió a toda su familia. Pero su joven tía, de 29 años, que ahora se ocupa de ella, explica que las heridas son profundas. "Ahora que ha empezado el ramadán (el mes de ayuno musulmán), se acuerda de los banquetes antes del amanecer, de las rupturas del ayuno junto a su familia, de los regalos que recibía de su padre", explica. "Parece estar siempre ausente. Pasa todo el tiempo en internet o delante de la televisión. Es una niña muy inteligente pero sus estudios se han visto dañados" por la guerra, afirma.

Para el tío de Dalal, Rashad, de 37 años, este Ramadán es el peor que jamás haya vivido su familia. Les faltan los bienes de primera necesidad y los regalos, y los precios se han disparado en los mercados. "La guerra provocó tanto sufrimiento adicional, es más de lo que podemos soportar. La vida de Dalal es difícil, como la de todos los hijos de mártires", afirma.

Según los servicios de urgencias locales, más de 1.400 palestinos murieron durante la ofensiva israelí de 22 días -del 27 de diciembre de 2008 al 18 de enero de 2009- destinada a hacer cesar los disparos de cohetes palestinos contra el territorio israelí.

Otra familia duramente golpeada por la guerra, la de Al Samuni, empieza el Ramadán en una carpa levantada sobre las ruinas de su casa, en el sur de la Ciudad de Gaza.

Y como Dalal, Almaza Al Samuni, de 13 años, no romperá el ayuno al caer la noche junto a su madre y sus seis hermanos y hermanas, todos muertos durante el conflicto. En total, 29 miembros de esta familia, entre ellos muchos niños, murieron en un bombardeo el 5 de enero. El padre de Almaza resultó herido. "Nunca olvidaré a mi madre y a mis hermanas", afirma la adolescente. "El Ramadán es muy duro sin ellas. Estoy triste porque mi madre no está para preparar la comida para la ruptura del ayuno y mi padre, herido, no puede trabajar", agrega.

"El mes de Ramadán reabre las heridas y reaviva nuestro sufrimiento", afirma el padre de Almaza, Ibrahim. "Mi mujer, mis hijos, mis hermanos y hermanas, todos murieron y nuestras casas fueron destruidas. Nunca más seremos felices", se lamenta.

En la Franja de Gaza, el Ramadán es difícil incluso para los que no perdieron a sus allegados. El territorio está sometido a un estricto bloqueo por parte de Israel desde que el movimiento islamista palestino Hamas tomó su control, en junio de 2007, y la reconstrucción no avanza.

"La mayoría de la gente en Gaza está sin trabajo y no tiene ningún ingreso", explica Sami, de 40 años. "No saben cuándo se producirá el próximo desastre ni cómo pondrán hacerle frente", agrega.


Adel Zaanoun

viernes, 14 de agosto de 2009

ONGs internacionales denuncian que Israel mató 11 palestinos con bandera blanca en Gaza


La organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) ha publicado hoy una exhaustiva investigación en la que acusa al Ejército israelí de matar a 11 civiles cuando ondeaban la bandera blanca en señal de rendición durante la ofensiva de Gaza en diciembre y enero pasados. Cinco de las víctimas mortales fueron mujeres y cuatro niños.

HRW considera que a pesar de que estas 11 víctimas representan una mínima fracción de los más de 1.400 civiles y milicianos muertos en el ataque israelí, constituyen casos claros de abusos por parte del Ejército ya que los civiles ondeaban banderas blancas en lugares en los que no había combatientes alrededor. Por eso, la organización pide a Israel que lleve a cabo una investigación independiente de estos casos.

"Todas las pruebas disponibles indican que las fuerzas israelíes tenían bajo control esas zonas, que no se estaban produciendo enfrentamientos en esos lugares y que los combatientes palestinos no se escondían entre los civiles a los que dispararon. Ondearan o no una bandera blanca, esta gente no participó en las hostilidades y por lo tanto, no deberían haber sido atacados según el derecho internacional humanitario", reza el informe de 63 páginas titulado Israel: Investiga los disparos de bandera blanca a civiles en Gaza.

Para explicar la muerte de cientos de personas inocentes en los ataques de Gaza, Israel ha acusado repetidas veces a los milicianos de Hamás de utilizar a los civiles como escudos humanos durante la ofensiva. Ayer, en su respuesta al informe publicado, el Ejército reiteró este argumento y añadió que el documento se basa en testigos que no son fiables.

HRW realiza estas acusaciones después de haber visitado los lugares de los ataques, valorado las pruebas balísticas y los informes médicos y entrevistado a múltiples testigos. A pesar de que el Ejército israelí ha llevado a cabo varias investigaciones sobre el comportamiento de sus soldados durante la ofensiva contra las fuerzas de Hamás y en los que se les exculpa de las acusaciones, HRW considera que "hasta la fecha, el Gobierno israelí y el Ejército no han realizado investigaciones serias en relación a las numerosas acusaciones de violación de las leyes de la guerra durante la operación Plomo Fundido".

Uno de los casos recogidos en el informe, cuenta cómo dos mujeres que portaban banderas blancas salieron de una casa en Atatra, al norte de Gaza, que iba a ser demolida, para avisar a los soldados de que había civiles dentro. "Abrimos la puerta y un francotirador nos disparó desde otra casa", cuenta Zakiya al Qanu de 55 años. "A Ibtisam le dieron y yo me di la vuelta para meterme dentro y una bala me rasguñó la espalda. Ibtisam murió en el quicio de la puerta".

sábado, 8 de agosto de 2009

Ha fallecido Chafic El Hut


Uno de los líderes históricos de la resistencia palestina, Chafic El Hut, murió hoy en Beirut, según anunció el Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) en un comunicado, aunque no aclaró las causas de su fallecimiento.

"Anunciamos con gran pena y amargura al pueblo palestino y a la nación árabe la pérdida del combatiente, pensador y escritor Chafic Al Hut, líder nacional, miembro del Consejo Nacional Palestino y ex miembro del Consejo Ejecutivo de la OLP", dice el texto.

Hut, uno de los fundadores de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), dimitió del comité ejecutivo de esta organización en 1993 tras oponerse a los acuerdos de Oslo.

"Vivió desde su juventud hasta su partida todas las tempestades ocurridas a nuestra causa desde la catástrofe nacional en 1948, pasando por la guerra sionista, la invasión del Líbano en 1982 hasta ser testigo de la agresión sionista contra el Líbano y los campamentos de refugiados", agregó el texto.

Al Hut nació el 13 de enero de 1932 en Jafa y en 1948 emigró con su familia al Líbano tras la creación del Estado de Israel.

Cursó estudios en la Universidad Americana de Beirut y al terminar en 1953 trabajó como profesor antes de viajar a Kuwait.

Finalmente volvió a regresar al Líbano donde ejercía la profesión de periodista. Escribió varios libros en árabe sobre el conflicto palestino-israelí.

"Proseguiremos la lucha de los que hicieron la revolución, entre ellos Chafic el Hut, que quedará en la memoria de nuestro pueblo, en el corazón de sus hijos y en los campos palestinos hasta que se realice nuestro sueño de regresar a nuestra patria y la creación de un Estado independiente y soberano, cuyo capital será Jerusalén".

Fuentes médicas, que pidieron el anonimato, dijeron a EFE que Hut estaba enfermo desde hace mucho tiempo y a menudo estaba hospitalizado, sin confirmar o desmentir que padeciera cáncer.

martes, 4 de agosto de 2009

Mariam Abderraman Halil: "La guerra de Gaza nos igualó a todos"


Mariam Abderraman Halil nunca olvidará el invierno pasado. Medio año después es imposible para el millón y medio de palestinos de Gaza pasar página a la guerra que devastó la franja mediterránea. Traumas psicológicos, pérdidas de hogares y decenas de miles de desplazados al margen, 500.000 toneladas de cascotes se apilan todavía en los bordes del territorio.

Mariam Abderraman Halil nunca olvidará el invierno pasado. Medio año después es imposible para el millón y medio de palestinos de Gaza pasar página a la guerra que devastó la franja mediterránea. Traumas psicológicos, pérdidas de hogares y decenas de miles de desplazados al margen, 500.000 toneladas de cascotes se apilan todavía en los bordes del territorio. Se necesitaría un año para desescombrar, asegura la ONU. Hará falta más tiempo. Porque de la ayuda financiera internacional, pregonada por EE UU, Europa y los países árabes, ni un euro ha llegado. Los fondos están listos, pero el Gobierno israelí impide que los materiales imprescindibles para la reconstrucción entren en esta gran cárcel. Probablemente porque no tiene más remedio, Mariam Abderraman Halil, que se resiste a revelar su edad, se esfuerza por paliar algunos efectos de la destrucción. Misión casi imposible. Sin apenas recursos, dirige una ONG, la Asociación de Desarrollo Familiar y Social, dedicada a promover proyectos económicos -modestos, cómo no, en este pedazo de tierra bloqueado desde hace tres años- para mujeres y niños: pequeños hornos de dulces, cursos de peluquería, un gimnasio...

"Tenemos grandes problemas económicos", afirma esta mujer tenaz, musulmana, simpatizante de Hamás, madre de tres hijos, y que se aferra a un clavo ardiendo para extraer algo positivo del desastre. "Lo mejor que sucedió", destaca, "es que todos se sentían cerca de todos, que todos querían ayudar. Las personas se hacen más duras y resistentes, y el rencor provocado por las disputas políticas entre Hamás y Al Fatah se esfumó. La guerra nos igualó a todos".

Todo empezó a las 11.30 del pasado 27 de diciembre. Nunca Israel había empleado contra los palestinos tácticas de guerra. Jamás había utilizado la aviación con semejante saña, para que después siguiera la labor la artillería, antes de la invasión de la infantería. Había que disuadir y propinar un castigo severo a Hamás, aunque fuera a costa de los civiles ajenos a las batallas. Porque apenas hubo combates entre milicianos palestinos y soldados israelíes. Tan sólo cohetes lanzados por las milicias -que mataron a tres personas en Israel- y fuego a discreción, a menudo indiscriminado, que acabó con la vida de 1.400 palestinos, la gran mayoría civiles.

El edificio que alberga la organización -casi 5.000 fueron demolidos y unos 20.000 seriamente afectados- resultó dañado. Como su vivienda, que abandonó en plena refriega. Mariam regresó a casa después de meses durmiendo en la de sus padres. Su marido se refugió con los suyos. Como tantos gazauis. "Hicimos reparaciones con nailon y plásticos, pero había fugas de agua y no volvimos hasta el final de la primavera, cuando dejó de llover". Remiendos improvisados que son norma en la asediada Gaza de hoy. Israel prohíbe la entrada de cristal.

Mariam y las 14 compañeras empleadas en su ONG -las mujeres participan de la vida social y económica más que en otros países árabes- trabajaron a destajo durante los 23 días de infierno. "Tratábamos de dar alimentos y alojamiento a familias cuyas casas fueron bombardeadas. Comíamos poco y dos veces al día, pero los vecinos la compartían. No ofrecíamos manjares, pero a eso estamos acostumbrados", ríe. Veintitrés días sin respiro. "Las casas vibraban. Era difícil tranquilizar a los niños, porque una también estaba nerviosa. Era necesario disimular porque es complicado explicar a un pequeño lo que es una guerra".

Mariam recuerda tiempos más pacíficos, cuando muchos palestinos tenían empleo en Israel. Su padre conducía un camión y trabajaba, dos décadas atrás, para Ariel Sharon en el rancho que la familia del ex primer ministro posee a tiro de piedra de Gaza. En los años ochenta ella emigró con su esposo, médico de profesión. Se podía entonces viajar y salir de la franja. Durante 16 años residió en Arabia Saudí y en Jordania. Regresó en 1998, en una época de optimismo que se ha desvanecido, aunque la media sonrisa permanezca en su rostro. Sabe que nuevas oleadas violentas son probables, que la lucha interna entre los palestinos parece lejos de acabar. "Es sencillo. Estamos divididos entre quienes quieren rendirse a Israel y quienes no lo aceptaremos", explica concisa antes de prometer: "No volveré a emigrar. Mejor morir aquí que en Arabia Saudí".

jueves, 18 de junio de 2009

Fatenah, un corto de animación para que los palestinos dejen de ser números

La triste historia de una mujer de Gaza pasa de la realidad a la pantalla en "Fatenah", un corto de animación palestino que pone rostro a uno de los muchos dramas que ocultan los fríos números del conflicto de Oriente Medio.

Basada en hechos reales, "Fatenah" cuenta las vicisitudes de una habitante más de la franja palestina, una costurera que sueña con desposar a su compañero de trabajo y que un día descubre un bulto sospechoso en uno de sus pechos.

Desde entonces, la protagonista será víctima tanto de la negligencia y conservadurismo de los doctores de Gaza como de las humillaciones y despotismo de los soldados de Israel en el cruce fronterizo de Erez, que une ambos territorios, en medio de una desesperada contrarreloj contra su cáncer.

Huelgas, apagones, ráfagas de disparos, el insustituible humus con pan de pita sobre la mesa o la danza local dabke recuerdan al espectador que la historia transcurre en Gaza e Israel entre 2004 y 2005, aunque sin despegarse del tema central: el drama de "Fatenah".

"Queríamos contar una historia, que es también un ejemplo, pero es ante todo una historia humana. Para el mundo, los palestinos somos números: 'cinco muertos hoy', 'siete ayer'... pero los números no son lo importante, sino lo que hay detrás", apunta el productor, Saed Andoni, en una cafetería de la ciudad cisjordana de Ramala.

De hecho, la muerte de Fatenah "fue aún más problemática en la vida real, pues sus familiares tuvieron que entrar de tapadillo en el cementerio para enterrarla porque en ese momento había allí tropas israelíes con motivo de una incursión", agrega.

El proyecto nació de un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la ONG israelí Médicos por los Derechos Humanos, que incluía el caso que inspira el cortometraje, de media hora de duración.

Al leerlo, Andoni decidió llevarlo a la gran pantalla bajo la dirección de su amigo el director Ahmad Habash, también palestino, que acababa de regresar a Cisjordania desde Londres tras concluir un máster en animación.

"La animación va bien con la historia porque resulta más ligera para el espectador que los personajes reales. Los hechos son tan tristes que, presentados como ficción clásica o documental, serían demasiado fuertes o aburrirían", señala el productor.

Así, durante año y medio y con apenas 60.000 dólares de presupuesto (aportados íntegramente por la OMS), un equipo de treinta personas sacó adelante el film con un estilo visual voluntariamente naif.

"Le dimos un cierto toque de historieta de dibujos animados para que resulte natural a ojos de todas las edades. No quisimos hacer hiper-realismo ni que los personajes parezcan completamente humanos", explica Habash.

Tampoco se ha querido mantener el nombre de la mujer de carne y hueso plasmada ahora en tres dimensiones porque el guión incluye algunas licencias -sobre todo en los diálogos, lógicamente ausentes del informe- y porque la protagonista tuvo que desnudarse ante soldados israelíes, un asunto sensible en la sociedad de Gaza.

La película tendrá su pre-estreno el próximo día 1 en el cine-teatro Al Kasaba de Ramala y ya ha sido enviada a los festivales de Venecia y Toronto.

"No creo que las películas puedan cambiar el mundo, pero sí pueden contribuir a humanizar a los palestinos. A mi juicio, los cineastas hacemos mucho más que los políticos por la causa palestina. El cine palestino recibe mucho respeto y atención en los festivales internacionales", opina Andoni.

En Israel, donde muchos artistas palestinos rechazan presentar sus obras en protesta por la ocupación, "Fatenah" sólo será exhibida en el "lugar, momento y contexto apropiado", pero "nunca junto a grandes eslóganes vacíos, como 'cooperación'", matiza.

En efecto, el conflicto palestino-israelí también toca al celuloide y -al igual que en el terreno militar- la enorme brecha de capacidades genera resquemor.

No extraña por ello que el productor palestino se apresure a subrayar que el primer largometraje israelí de animación candidato al Oscar, la alabada "Vals con Bashir", costó al menos cuarenta veces más que su humilde "Fatenah".

Antonio Pita






lunes, 1 de junio de 2009

Israel pretende convertir en delito la conmemoración de la Nakba, el holocausto palestino



Los legisladores israelíes, en su incesante campaña contra los palestinos autóctonos, insisten ahora en ilegalizar la conmemoración de la Nakba. En fechas recientes unos cuantos parlamentarios de la Knesset, entre ellos algunos miembros del gabinete ministerial, han presentado un proyecto de ley que criminalizará la remembranza del holocausto palestino acaecido en 1948 (la denominada Nakba, desastre en lengua árabe). Lo curioso es que el Estado judío, cuya raison d’être gira en torno a la remembranza del sufrimiento judío, trate ahora de prohibir que los palestinos con ciudadanía israelí hagan lo mismo con su propio sufrimiento.

Es bien sabido que Israel borró del mapa cualquier huella de posible existencia palestina sobre el territorio. Aldeas, pueblos, huertos, campos y bienes culturales palestinos fueron eliminados poco después de 1948. Hoy, los legisladores israelíes están dando un paso más en su guerra contra el patrimonio palestino. No se trata solamente de una expulsión física y de un borramiento de hechos sobre el terreno, no es sólo una limpieza étnica realizada por motivos raciales, con hambrunas, confiscación de territorio, demolición de casas, bombardeos de escuelas o lanzamiento de fósforo blanco sobre populosas barriadas. No, de ahora en adelante Israel quiere también invadir la mente palestina. Los miembros de la Knesset israelí insisten en erradicar la memoria colectiva de Palestina. Al menos formalmente, están tratando de prohibir el derecho a recordar.

Tal como Khalid Amayreh señaló hace unos días, “un parlamentario palestino-israelí comparó el proyecto de ley con una imaginaria promulgación en Alemania de una ley que prohibiese todas las actividades judías que conmemoran el holocausto”. La comparación entre la Nakba y el holocausto judío es correcta. Estamos hablando de dos crímenes racistas de magnitudes colosales. Sin embargo, mientras que los alemanes arreglaron las cuentas colectivamente con su pasado, el Estado judío se dirige ya hacia su séptima década de negacionismo mientras persiste en su más absoluta iniquidad contra una inocente población civil.

A la luz de las nuevas medidas de implacable brutalidad israelí, vale la pena que exploremos una “voz judía de la razón”, la insólita voz de una persona que se ha manifestado en contra de ese absurdo proyecto de ley. Ruth Gavison, profesora de Derecho en la Universidad Hebrea de Jerusalén, es esa persona. Además de profesora, es también “presidenta” –por favor, no se me rían– del Centro de Pensamiento Sionista, Judío, Liberal y Humanitario. La semana pasada, Gavison publicó un artículo contra el nuevo proyecto de ley en el popular noticiero online Hebrew News.

La profesora Gavison cree que el sionismo puede interpretarse como una misión humanista y liberal. Sin embargo, basta con analizar un poco su pensamiento para descubrir la espeluznante verdad: esta profesora de Derecho carece de cualquier noción de ética o humanismo con carácter universal. Su visión de la justicia está deformada por el sionismo y lo único que hace es malabarismo verbal con viejos clichés simbólicos sionistas, a la espera de que sus lectores hebreos ni siquiera se tomen la molestia de contradecir su pobrísima argumentación.

Gavison está contra el proyecto de ley. Con toda la razón afirma que se trata de algo “injustificado y estúpido, que malinterpreta el problema fundamental de nuestra vida pública”. Según ella, este legalismo es el camino menos apropiado para enfrentarse a ese problema fundamental. Pero la amabilidad de la profesora Gavison se termina aquí.

A pesar de un comienzo tan prometedor, la profesora de Derecho no tarda mucho en mostrar sus cartas. Veamos lo que tiene que decir sobre la Nakba:

“Es un hecho aceptado que el mismo día que la mayoría judía celebra su independencia en su propia tierra simboliza para algunos de la minoría árabe el día de su desastre”. Es ciertamente revelador que, para la profesora Gavison, quienes conmemoran la Nakba no son los palestinos de forma colectiva, sino sólo algunos de ellos. Sin embargo, para ella son los palestinos, y sólo ellos, quienes cargan con la responsabilidad.

“Es preciso recordar”, dice Gavison, que “podría haber sido diferente… este día podría haber sido una celebración para israelíes y palestinos, que podrían celebrar la fundación de dos Estados nacionales.” Llegados a esta línea, uno empieza a preguntarse quién será el tonto al que Gavison está tratando de engañar. Seguramente la profesora debe conocer que el plan para expulsar a los palestinos formaba parte del programa sionista desde sus inicios. “Los palestinos”, continúa, “se negaron a aceptar la partición territorial y, a consecuencia de aquella guerra, el Estado israelí fue erigido sobre las ruinas de la sociedad palestina y sobre el territorio palestino. Muchos palestinos se convirtieron en refugiados y el Estado palestino aún no ha sido establecido.”

A estas alturas de su discurso, lo lógico es que la profesora de Derecho, que también es “presidenta” de un instituto que promueve una imagen de “humanismo judío”, llegase a la necesaria conclusión: que ya va siendo hora de que los palestinos expulsados regresen a sus tierras y a sus hogares.

No se cansen, pueden esperar sentados, porque Gavison no es exactamente una humanista universal: sólo es sionista. Lo único que quiere es detener el actual proyecto de ley que prohíbe a los palestinos la conmemoración de su tristeza. En otras palabras, lo que quiere es que los palestinos puedan estar tristes y lamentarse todo lo que deseen.

“La tristeza es un sentimiento natural de la gente que sufre mucho”, concede la refinada profesora. “No debemos negar la historia, no debemos prohibirla legalmente, nuestro reto consiste en confrontarla”. Lo normal es que una revelación así, salida de la pluma de una supuesta humanista, condujese al reconocimiento del pecado sionista e incluso a una admisión de responsabilidad.

Nada de eso sucede. La presidenta del Centro de Pensamiento Sionista, Judío, Liberal y Humanitario no cuadra dentro de nuestra noción de lo que debe ser un humanista. Es sólo una propagandista del tribalismo judío que trata de moldear esporádicos términos liberales para justificar un implacable y crudo comportamiento carente de la menor ética. Gavison no quiere justicia para la región, lo único que pide es que se desarrolle una “conciencia del pasado que pueda eventualmente transformarse en un futuro civil en el cual árabes y judíos vivan unos al lado de los otros”. Supongo que nunca juntos.

Cierto, Gavison es lo suficientemente misericordiosa como para permitir que los palestinos se lamenten de su pasado. Pero se niega a aceptar responsabilidad alguna por las consecuencias que acarreó el aparato institucional colonialista judío. Está claro que prefiere seguir viviendo en tierra palestina e incluso llamarla “patria” con tal de no devolverla a sus auténticos dueños. Más que los fanáticos sionistas de derechas que han presentado ese siniestro proyecto de ley, es la profesora Gavison, esa –por así decirlo– “humanista sionista”, quien encarna el verdadero significado de la brutalidad y la monstruosidad israelíes. En nombre del simbolismo humanista promueve el mantenimiento del crimen nacionalista judío.

La profesora Gavison termina su artículo declarando que “negar el pasado es algo inapropiado, pero no hacernos responsables de él es también inaceptable. Tenemos que encontrar soluciones para aprobar el derecho de los judíos a la autodeterminación en (parte de su) patria.” Yo quisiera que esta profesora profundamente “siohumanista” nos hiciese entender de una vez por todas qué es lo que da a los judíos el derecho a la “autodeterminación” a expensas de los demás. Quizá una vez que logremos comprenderlo seremos lo suficientemente maduros como para permitir que la profesora Gavison –o cualquier otro “sionista humanista”– nos iluminen y podamos entender qué es lo que hace que Palestina sea una patria judía legítima.

La lectura del texto de Gavison muestra una vez más la horrorosa verdad: sionismo y pensamiento liberal judío tienen poco que ver con humanismo, ética o universalismo. Como mucho, sionismo y humanismo son conceptos opuestos, por la sencilla razón de que el sionismo es una cosmología tribal racialmente orientada mientras que el humanismo tiende a lo universal.
.
Manuel Talens es miembro de Rebelión y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor y la fuente.