miércoles, 16 de enero de 2008

Hiyab: el velo de la discordia

La prohibición es un recurso muy socorrido en estos días, sobre todo para los incompetentes. Tiene la ventaja de que, simplemente alegando un difuso bien mayor, resulta de una comodidad extrema y da la ilusión de que soluciona algo.
El problema es que hay prohibiciones que atentan no ya contra la individualidad de la persona, sino contra sus usos y costumbres que consagran la comunión con sus orígenes. Prohibir el hiyad no es una cuestión banal, como si prohibiéramos las camisetas del Deportivo en casa del contrario, sino la prohibición a expresar toda una cultura, un valor y, posiblemente una creencia.

Por supuesto, es esto último lo que preocupa y sería curioso pensar en la que se iba a armar si nosotros prohibiéramos los crucifijos, vírgenes y otros iconos religiosos que pudieran llevar los niños en las escuelas.

Pero no, la comparación no es justa, porque el hiyad no tiene porque implicar religión islámica, como se nos quiere hacer creer, sino un elemento cultural irrenunciable del árabe, que no es lo mismo.

Por otro lado, quien piensa que la hiyad representa de alguna manera la sumisión de la mujer, lo que debe hacer es dejar los tópicos y estereotipos a un lado. Se podría asegurar que muchas mujeres árabes que recorren nuestras calles sin velo, no lo hacen por la vergüenza de parecer diferentes, por esas miradas que clavamos en todos los inmigrantes que no se nos parecen.

No se trata de estar a favor o en contra de velos y pañoletas sino de qué derecho tenemos a impedir su uso. Los inmigrantes deben integrarse aprendiendo nuestros hábitos y costumbres, pero no por ello renunciando a los suyos, excepción hecha únicamente en el caso de que estos últimos fueran absolutamente aberrantes.

Por David R. Vidal

http://www.inmigra.com/

4 comentarios:

barb michelen dijo...

Hi again, see tthis is the site i told you i signed up to. It has some nice information about how to make money using OPP, i think you might find it interesting. here it is. bye!

Anónimo dijo...

Muy interesante articulo, no conocia esa vision sobre el velo. Prohibirlo, como dice el señor Rajoy, seria como prohibir la pañueleta, la matilla andaluza o la peineta. Es estupido.

Anónimo dijo...

No sabia que habia tanta variedad de velos. Creia que el burka era lo que usaban todas las arabes. Felicidades por la pagina.

Anónimo dijo...

a mi el unico que me parece estupido y abusivo es la burka los otros me dan lo mismo es cosa de cada uno..